Servicio de Grua 316 804 3444    313 650 9743  servicio 24 horas 

515 1000  515 2000  sobre la panamericana o ruta US 25                


Estamos convenientemente localizados sobre la carretera panamericana para cubrir las necesidades del sur del valle y norte del cauca, aceptamos la mayoria de seguros. Profesionalismo y cumplimiento nos caracterizan, llamenos para tener el gusto de servirle somos EMERGENCIAS MOVILES.

Tel 515 1000  515 2000 cel 316 804 3444  313 6509743  24 hrs



Definicion del Fuego:


La educación para la seguridad contra incendios debe estar dirigida para desarrollar y cambiar la actitud y la conducta de los hombre, mujeres y niños ante el fuego.  Comprende un amplio espectro de programas y actividades para audiencias tan distintas como los niños en el colegio, ciudadanos mayores, propietarios de vivienda, niños en edad preescolar, propietarios de apartamentos, personas disminuidas, empleados, personal de guarderías y hospitales y organizaciones cívicas, de servicios y religiosas.  La educación contra incendios debe incluir puntos tales como planificar, cómo escapar de un incendio en el hogar cuidar de los niños en caso de incendio, incendios en la cocina, incendios en la ropa, incendiarios juveniles, primeros auxilios para quemaduras, inspección de los riesgos de incendio en el hogar, extintores y sistemas de rociadores domésticos. 


DEFINICIÓN


El fuego químicamente se considera como reacción de oxidación que dependiendo de la velocidad con que se produce adquiere diversas denominaciones:

Lenta: Oxidación, se produce sin emisión de luz y poca emisión de calor que se disipa en el ambiente.

Normal: Combustión, se produce con emisión de luz (llama) y calor, que es perceptible por el ser humano.  El frente de llama tiene unos valores de varios centímetros por segundo.

Rápida: Deflagración, combustión que se producen cuando la velocidad de propagación del frente de llama es menor que la del sonido; su valor se sitúa en el orden de metros por segundo.

Muy rápida: Detonación, combustión que se produce cuando la velocidad de propagación del frente de llamas es mayor que la del sonido; se alcanzan velocidades de kilómetro por segundo.

A las dos últimas se las denominan explosiones; el fuego corresponde a la segunda denominación, es decir, la combustión.

COMBUSTIÓN


La combustión es una reacción exotérmica autoalimentada con presencia de un combustible en fases sólida, liquida y/o gaseosa.  El proceso esta generalmente (aunque no necesariamente) asociado con la oxidación de un combustible por el oxigeno atmosférico con emisión de luz.  Generalmente, los combustibles sólidos y líquidos se vaporizan antes de arder.  A veces un sólido puede arder directamente en forma de incandescencia o rescoldos.  La combustión de una fase gaseosa generalmente se produce con llama visible.  Una combustión confinada con una súbita elevación de presión constituye una explosión. 

La combustión se produce  si existe el contacto del aire con la masa del cuerpo combustible.  Cuanto más dividido se encuentra el combustible, más rápida y completa resulta la combustión. 

Si esta división es máxima y el combustible se encuentra en suspensión en el aire (la harina del los molinos, el polvo de granos en los silos), la velocidad de reacción puede llegar a alcanzar el valor necesario para convertirse en una explosión.

La combustión es activada por la renovación de aire, aportando  oxigeno sobre el foco de ignición.

La combustión se detiene o se extingue si los gases por ella producidos no son evacuados, y disminuyen  la concentración de oxigeno.

El fenómeno de la combustión se resume como sigue: cuando un cuerpo combustible alcanza una determinada temperatura desprende vapores, temperatura, cuyo valor se propaga a los elementos situados alrededor, con un nuevo desprendimiento de vapores combustibles que tendrán peligro de inflamación.

PUNTO DE IGNICIÓN


La temperatura mínima a la cual el combustible emite suficiente vapores que se inflaman en contacto con una fuente de ignición, pero si se retira el foco calorífico se apaga se denomina punto de ignición.

La ignición constituye el fenómeno que inicia la combustión autoalimentada.  La ignición producida al introducir una pequeña llama externa, chispa o brasa incandescente,  constituye la denominada ignición provocada. Si la ignición no la provoca un foco externo se denomina auto-ignición.

La temperatura mínima que necesita alcanzar una sustancia para inflamarse representa la temperatura de ignición.  Generalmente, la temperatura de ignición provocada de una sustancia es mucho menor que la temperatura de auto-ignición.

En los líquidos y sólidos combustibles la iniciación de la llama se produce en la fase gaseosa.  Primero hay que suministrar energía térmica (calor) para convertir una parte suficiente del combustible en vapor, creando así una mezcla inflamable vapor – aire cerca de la superficie.   En los combustibles líquidos se trata sobre todo de un proceso de evaporación, pero casi todos los combustibles sólidos deben sufrir una descomposición química antes de liberar vapor; podemos identificar una temperatura mínima de un sólido o líquido capaz de generar una mezcla inflamable cerca de su superficie, en los combustibles líquidos a esto se le define como temperatura del líquido y se llama punto de ignición.  Lo mismo sucede con los combustibles sólidos, pero se definen como temperatura superficial, éstas son temperaturas de ignición provocadas,  debido a que necesita un agente externo para encender la mezcla y solo se quemará la mezcla aire – vapor inflamable.  Para que el combustible líquido o sólido siga ardiendo una vez consumida la mezcla inflamable es necesario una temperatura algo mayor.

En la práctica, la temperatura necesaria para provocar la ignición de sólidos y líquidos puede estar condicionada por el caudal de aire, por el grado de calentamiento, por el tamaño y forma del sólido y líquido.


PUNTO DE INFLAMACIÓN


La temperatura más baja que necesita un líquido contenido en un recipiente abierto para emitir vapores en proporción suficiente para permitir la combustión continuada,  es decir, seguirá ardiendo aunque se retire la fuente de ignición, se denomina punto de inflamación.

No todos los cuerpos comienzan a arder con la misma facilidad, es decir, plantean distinta peligrosidad de incendio.  Esta peligrosidad radica, junto con otras propiedades, en el valor del punto de inflamación.  Cuanto menor sea su valor, mayor es la facilidad que tiene el cuerpo para inflamarse.

Por el contrario, existen combustibles cuyo punto de inflamación se encuentra fuera de los ámbitos de temperatura habituales, cuya inflamación será difícil.


PUNTO DE AUTO INFLAMACIÓN


Es aquella temperatura mínima a la cual los vapores emitidos comienzan a arder sin necesidad de aporte de una fuente de ignición.

NOTA:  Un concepto que se debe tener presente es que ningún cuerpo arde en su masa o volumen sino que lo que se quema son los vapores que se desprenden al alcanzar las temperaturas de ignición, inflamación o auto inflamación.


LÍMITE DE INFLAMABILIDAD


Son los límites máximo y mínimo de la concentración de un combustible dentro de un medio oxidante, por lo que la llama, una vez iniciada, continúa propagándose a presión y temperatura especificadas.  Por ejemplo, las mezclas de aire e hidrógeno permiten la propagación de la llama si la concentración de hidrógeno se encuentra entre el 4 y 74 por ciento en volumen, 21ºC de temperatura y a presión atmosférica.  La cifra menor corresponde al valor límite mínimo (mezcla pobre) y la mayor al límite máximo (mezcla rica) de la inflamabilidad.  Al aumentar la temperatura de la mezcla se ensancha el margen de inflamabilidad y al disminuir el margen se estrecha.  Al disminuir la temperatura, una mezcla inflamable puede dejar de serlo, al quedar situada por encima o por debajo de los límites de inflamabilidad, según las condiciones ambientales.


PRINCIPIOS DEL FUEGO


Disponemos actualmente de conocimientos técnicos importantes sobre las características de la ignición, combustión y propagación del fuego en los materiales combustibles (sólidos, líquidos y gaseosos).  Sin embargo, la mayoría de los conocimientos adquiridos corresponde a distribuciones geométricas muy sencillas y,  por lo tanto, no permite pronosticar adecuadamente la probabilidad de la ignición y el incendio resultante en situaciones reales.  No obstante, los conocimientos derivados de estas situaciones simplificadas nos proporcionan una información muy útil.

Probablemente, el encendido de mezclas gaseosas explosivas preparadas previamente, a base de un combustible y aire, es el ejemplo más sencillo.   Disponemos de gran cantidad de información sobre las llamas que producen las mezclas preparadas, gracias a las ventajas que ofrecen los experimentos en condiciones controladas.

Se conocen los límites de inflamabilidad y velocidades de combustión de la mayoría de las mezclas más comunes de vapor y gas.  Asimismo, los expertos pueden actualmente calcular con exactitud las velocidades de combustión de las mezclas simples de hidrocarburos y aire en función de sus múltiples reacciones químicas individuales.

Los incendios se diferencian de las explosiones en que surgen en casos donde el combustible y el oxidante no están previamente mezclados.  La velocidad de combustión está entonces limitada, más por el aporte de combustible y oxidante (aire) al fuego, que por la velocidad de la reacción química básica que tiene lugar en el seno de las llamas.  Esta velocidad de reacción es generalmente tan rápida, que consume todo el combustible y el material oxidante disponible para alimentar la reacción en poco tiempo.




TIPOS DE INCENDIOS:


Dentro del desarrollo de las actividades Bomberiles esta la de atención de incendios, explosiones y demás calamidades conexas y de acuerdo a dichas situaciones denominamos, según nuestro criterio, las emergencias, por ejemplo,  incendio en vivienda, incendio en bodega, incendio en edificio, etc., de ahí, ubicándonos en la necesidad de unificar nuestras formas de comunicación y entendimiento, origen primordial de nuestras discordias, la falta de comunicación.  Pero indistinto a esto, se han manejado a nuestros días términos que son utilizados cotidianamente como son: Incendio estructural, para definir los incendios en estructuras portantes (llámese casa, edificio, bodegas, etc.); Incendio forestal, donde solo y únicamente incluya vegetación; Incendio vehicular, Incendio de líquidos inflamables y gas, cuando en el orden de la atención su origen y material combustible sean los mismos, es decir, un tanque contenedor de combustible en llamas y alimentándose de su contenido sería un Incendio de líquidos inflamables y gas, distinto cuando un vehículo arda porque se encendió su tanque de combustible y consumió dicho automotor, su material combustible, el vehículo, su fuente de ignición el combustible inflamable del tanque; Incendio eléctrico, para fuentes generadoras de energía eléctrica; Los anteriores los más comunes, pero sin descartar que existen otros más como son: Incendio por derrame de sustancias químicas, incendios en túneles, incendios en vehículos de transporte aéreo, etc. Pero sin irnos mas allá de las definiciones, y no tratamos de imponer una, lo que realmente nos une en este tema son los procedimientos básicos para enfrentar las situaciones, y aunque, éstas son variante dependiendo de muchos factores, aquí se plasman unas sugerencias de trabajo.

Las normas básicas de actuación en los incendios, tratan de establecer unas pautas genéricas a seguir en todo incendio. Estas normas no pretenden recoger detalladamente todas las circunstancias que se pueden presentar en la realidad, debido a que ello depende de infinidad de factores que aleatoriamente pueden manifestarse. Son, eso si, una buena guía de la secuencia de acciones que habitualmente se han de establecer en casi todos los incendios, debiendo quedar claro que están abiertas a las matizaciones o variaciones que cada siniestro de incendio requiera.

Estas normas o pautas básicas las agruparemos en los siguientes puntos:

1.- INFORMACIÓN, RECONOCIMIENTO Y EVALUACIÓN.
2.- SALVAMENTOS Y EVACUACIÓN.
3.- EXTINCIÓN.
4.- VENTILACIÓN.
5.- INSPECCIÓN.
6.- CONSOLIDACIÓN.
7.- INVESTIGACIÓN Y causas
8.- RECONOCIMIENTO FINAL.
9.- RECOGIDA DE MATERIALES Y EQUIPOS.


En un incendio podrán o no presentarse todas las partes anteriores, en función de las características de aquel, así por ejemplo en algunos incendios no será necesario establecer reten alguno, en otros no se necesitará realizar salvamentos, etc.

Una cuestión importante es el orden de seguimiento de cada una de las pautas expuesta. En general el orden es el reflejado anteriormente; por ejemplo será prioritario el salvamento de una persona en peligro sobre la extinción del incendio. Pero en función de las circunstancias que se presenten, podrá ser necesario variar el orden de las pautas básicas que se han indicado.

(sacado del manual de capacitacion bombero I)  solo una parte de lo que es el adiestramiento y se ha publicado con el ánimo de ayudar a estudiantes en sus inquietudes y tareas.
Más informacion acercandose a la estacion de bomberos mas cercana a su residencia o en Jamundi directamente con los bomberos locales en horas de oficina llamandonos al telefono 516 6939


                       Servicio de Grua                                                            

Tels 515 1000  515 2000 cel 316 804 3444   313 650 9743 24 hrs




Estamos convenientemente localizados sobre la carretera panamericana para cubrir las necesidades del sur del valle y norte del cauca, aceptamos la mayoria de seguros. Profesionalismo y cumplimiento nos caracterizan, llamenos para tener el gusto de servirle somos " EMERGENCIAS MOVILES"



Tel 515 1000  515 2000 cel 316 804 3444   313 650 9743 24 horas